Mejores 4 acondicionadores para cabello decolorado (el último te va sorprender)

se quiebra cuando esta humedo

Si has decolorado tu cabello o lo estás por decolorar es importante que sepas cuáles son los acondicionadores que deberás utilizar para recuperar la salud de tu cabello.

 

Y debes creerme cuando te digo que necesitarás tomar muy en serio el acondicionamiento del cabello decolorado.

Lo sé por experiencia, porque he llegado casi a perder la mitad de mi cabello por no prestar atención a este tema.

 Pero antes de hablarte de los acondicionadores que utilizo en mi cabello decolorado, déjame que te cuente mi experiencia. 

 

En casi todos lados, hablan del proceso de decoloración, como un procedimiento agresivo para el cabello.

Y es verdad.

También es verdad que la gente igual continúa decolorando su cabello.

 

Pero, de lo que pocas personas hablan es de cómo acondicionar correctamente el cabello una vez decolorado.

Y esa es la parte más importante del proceso.

Porque el cabello cambia después de la decoloración.

Ya no es el mismo y nunca lo será.

A mí me pasó eso.

 

 Casi ni podía reconocer mis cabellos. 

Habían cambiado radicalmente. Y no lo digo solo por el color. Lo digo también por su estructura, por su sensación al tacto. Por su elasticidad.

Por eso, cuanto antes empieces con el acondicionamiento de tu cabello decolorado mejor.

 

Hoy te contaré:

  • Qué cambios experimentan los cabellos decolorados
  • Cuáles son los mejores acondicionadores para usar después de la decoloración
  • Otros cuidados para el cabello decolorado: mi plan secreto de los Cuatro No

 

Tal vez creas que soy una exagerada cuando hablo de extremar los cuidados del cabello después de la decoloración.

Pero te aseguro que en este tema cualquier exageración debe ser tenida en cuenta.

¿Por qué?

 

Sigue leyendo y decide.

Decide entre salvar tu cabello o firmar su sentencia a muerte.

 

 

Qué cambios experimenta el cabello después de la decoloración

acondicionar con productos específicos

La decoloración es un procedimiento químico muy agresivo para el cabello.

Prácticamente es un arte y una ciencia, una técnica que involucra decenas de variables, cómo si el cabello es natural o teñido previamente y si el cabello es fino o grueso, entre otras.

 

Cuando decoloré mi cabello, utilicé peróxido de hidrógeno para abrir las cutículas, lo que hizo que mi cabello se volviera más áspero.

Ahí ya tenemos uno de los primeros cambios en nuestro cabello por la decoloración, porque se despoja al cabello de su humedad natural.

 

La decoloración provoca una separación en las escamas de la cutícula, haciendo que el cabello sea mucho más poroso que antes, causando que se seque y se dañe.

Este es el segundo cambio que experimentó mi cabello.

 

Además mi cabello poroso absorbía más la humedad, pero era incapaz de retenerla, por lo que se transformó en un pelo seco y deshidratado.

Todos los productos químicos a los que había sometido a mi cabello, el peinado diario y la contaminación ambiental, terminaron por destrozar mi cabello.

 O sea, que después de la decoloración, mi cabello estaba seco, con las puntas abiertas y era incapaz de retener la hidratación. 

 

Como si todo lo anterior fuera poco, peinarlo era una verdadera odisea. Decenas de cabellos caían al piso o quedaban enredados en el peine.

Mi pelo estaba mal, estaba enfermo.

Y se había vuelto ingobernable.

Pedía a gritos ayuda y yo no sabía cómo dársela.

 

Después de mucho investigar llegue a una conclusión.

 Si quería recuperar la salud de mi cabello, debía empezar a prestar mucha atención a los productos que usaba para lavarlo, empezando por el acondicionador.  

 

Y después de varias pruebas dí con diferentes productos.

Y de incluso malgastar dinero en algunos que realmente no valían la pena, encontré tres acondicionadores que marcaron una gran diferencia en mi cabello.

 

Cuáles son los mejores acondicionadores para cabellos decolorados

Antes de decirte cuáles fueron los acondicionadores que me ayudaron a recuperar la salud de mi pelo, debo advertirte que esto no es una fórmula mágica.

 

Primero, porque todo dependerá de las características propias de tu pelo.

Y además, necesitarás paciencia y constancia.

Roma no se construyó en un día.

Y no voy a mentirte. Tampoco recuperarás tu pelo en un día.

Pero deberás comprometerte con tu cabello. Y darle lo que te está pidiendo a gritos.

Yo comencé la recuperación de mi cabello decolorado con este producto.

 

Acondicionador Caviar Repair de Alterna

aporte de proteinas

Su fórmula de proteínas es suave y equilibrada, lo que permite un uso diario en el cabello.

Usé tanto el shampoo como el acondicionador durante un mes, y noté que lentamente mis mechones comenzaron a sentirse más fuertes.

 

Ya no era tan difícil desenredar mis cabellos.

Pero después de un mes, aún podía observar cómo todavía perdía bastante pelo.

Era hora de pasar a otro producto.

 

Crema de Coco de Bumble and Bumble

aumenta la elasticidad y brillo

Este es un acondicionador bastante pesado y seco, que generalmente no funcionaría muy bien en mi cabello fino.

Pero mi cabello, además de fino, estaban más secos que el desierto del Sahara.

Necesitaban una hidratación muy, muy profunda.

 

Después de un mes de utilizarlo, noté que la pérdida de cabello disminuía notablemente.

Además, podía desenredar mi cabello sin tironear ni sentir que mi cuero cabelludo dolía.

Las puntas abiertas prácticamente, ya no lo estaban.

 

¡Y el brillo! Pensé que nunca más vería mi cabello brillar.

Algo me decía que estaba en el buen camino.

 Y lo había logrado en dos meses, que puede parecer mucho, pero cuando ves los cambios en tu pelo, cada día vale la pena. 

 

Aún necesitaba notar que mi cabello se veía suave al tacto.

Así que llegó a mi vida, mi producto estrella.

 

It´s  a 10 Miracle Daily Conditioner

cabello fragil y debil por decoloracion

Como su nombre lo indique definitivamente es un 10.

Un 10 casi como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo.

Porque a partir de que lo incorporé a mi rutina de cuidado capilar, noté que mi cabello por fin había vuelto a sentirse suave y sedoso.

 

No lo utilizo todos los días, con una vez por semana es más que suficiente.

Y por último, te voy a recomendar que utilices una vez por semana un acondicionador sin enjuague.

 

Acondicionadores sin enjuague

¿No sabías que existían lo acondicionadores sin enjuague?

 

Por suerte, para las que decoloramos el cabello, son una realidad.

Te preguntarás cuál es la diferencia con el resto de los acondicionadores.

Pues bien, ¿recuerdas que te dije que mi pelo se había vuelto más poroso con la decoloración?

 

Esto hacía que le costara mucho a mis cabellos retener la humedad de los productos hidratantes.

 Este acondicionador no necesita enjuague, por lo que todos sus componentes nutritivos continúan trabajando en el cabello al no enjuagarlo. 

 

Lo utilizo cada diez días, alternándolos con los otros acondicionadores.

Lavo mi pelo con un shampoo especial para cabellos dañados, lo seco muy suavemente con una toalla, y después aplico el acondicionador sin enjuague.

 

Ahora mis rizos están definidos, nutridos y brillosos.

Logré recuperar la salud de mi cabello, y aunque no fue instantáneo, estoy feliz con los resultados.

También incorporé otros hábitos saludables para cuidar mi cabello decolorado.

¿Quieres saber cuáles son?

 

Otros cuidados para restaurar el cabello decolorado: el plan de los 4 NO

trucos para reparar el pelo decolorado dañado

Yo lo llamo el plan de los cuatro NO.

No porque sea una persona negativa, al contrario. El optimismo me llevó a salvar mi cabello después de la decoloración.

El plan de los cuatro NO tiene que ver con algunas cosas que deberás dejar de lado para recuperar la salud de tu cabello.

Veamos cuáles son.

 

  • NO a la planchita y a la secadora de pelo

Yo sé que puede parecer una misión imposible.

Pero, al menos por seis meses, deberás dejar de lado la planchita y la secadora.

 

Son fuentes de calor excesivas, que lo único que hacen es resecar las puntas y facilitar la rotura de las fibras capilares.

Ten paciencia. Entrégale, tanto la planchita y el secador de pelo a tu mejor amiga y que los guarde bajo cuatro llaves.

De esta manera, resistirás la tentación de usarlos.

Tu cabello te lo agradecerá.

 

NO al uso de toallas para secar tu cabello

Parece mentira, pero hasta las toallas comunes pueden facilitar la rotura del cabello y aumentar el tan temido frizz.

Yo me compré dos o tres toallas de microfibra, y realmente la diferencia es increíble.

 

Simplemente cuando me termino de lavar la cabeza apenas apoyo la toalla de microfibra y acaricio con ella mi cabello.

Desde que las uso, ya casi no veo pelos caídos desparramados por el piso del baño.

Por otro lado, no son caras, un dato más que importante.

 

NO a los productos de lavado con sulfatos

Los sulfatos no son otra cosa que determinados tipos de detergentes, que se agregan a los shampoos para generar mucha espuma.

Es un invento, el cual nos hizo creer que cuanto más espuma, más limpio el cabello.

¡Mentira!

 

Generalmente solo resecan más los cabellos y arrastran los aceites naturales.

Adopta ya mismo a tu rutina de cuidado capilar, shampoos y acondicionadores libres de sulfatos.

 

NO al cloro de las piscinas

Con esto no quiero decir que no puedas continuar con tu clase de natación o disfrutar de un fin de semana en la piscina de tu amiga.

Pero usa una gorra de baño.

Puede parecer antiestético, las sirenas siempre llevan sus largas cabelleras sueltas, pero acá hablamos de recuperar la salud de tu cabello.

 

Hoy, cuando me miro al espejo, después de cuatro meses de cuidado intensivo de mi cabello, me parece mentira mirarlo y estar feliz.

Feliz porque ya no se ve ni seco ni pajoso. Las puntas no están abiertas, ha vuelto a tener brillo y el frizz disminuyó considerablemente.

 

¿Cómo recuperaste la salud de tu cabello después de decolorarlo?

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja Tu Comentario

Elige el mejor color para TU cabello con este test

Elige el mejor color para TU cabello con este test