¿Qué es un baño de Keratina? ¿Se puede hacer en casa? Precios y opiniones

seco y con puntas abiertas

En estas líneas voy a contarte cómo logré recuperar mi melena a través de un tratamiento muy sencillo y económico: el baño de keratina.

Además, sabrás si puedes aplicarlo tú misma o si necesitas de la ayuda de un profesional.

 

Pero, antes de hablarte sobre este tratamiento, quiero contarte mi experiencia.

Mi melena siempre fue muy rebelde.

¡Para poder manejarla intenté de todo!

 

Desde los clásicos alisados, planchitas, colorantes, cambios de look… ¡Uf!

 Mi cabello llegó a verse muy estropeado, con mucho frizz y deshidratado. 

Necesitaba recuperar su forma y darle algún nutriente que le devolviera la vida que mis desarreglos le habían quitado.

 

¡Todo un desafío! Sabiendo el daño de mi cabello y su evidente pérdida de brillo.

¿Por dónde empiezo? Me pregunté.

Entonces, comencé a investigar y di en la tecla al encontrar la mejor opción que hoy te comparto.

 

El baño de keratina, a diferencia de lo que mucha gente piensa, no es igual que el clásico alisado de keratina.

¿Cuales son las diferencias entre el baño de keratina y el alisado de keratina?

¿Cuanto dura el tratamiento?

Ya mismo te lo cuento.

 

 

¿Qué es el baño de Keratina?

antes y despues

En la actualidad se habla mucho de la Keratina.

La queratina es una proteína propia de nuestro organismo y está presente en las capas externas del pelo.

Es muy importante ya que permite que el cabello sea más impermeable y elástico.

 

El problema es que tanto la contaminación como los cambios climáticos así como los descuidos que hacemos con nuestro cabello; hacen que esta proteína se vaya perdiendo.

 En ese momento es cuando el cabello empieza a verse seco, opaco y nos cuesta cepillarlo porque no tiene sedosidad. 

Seguro ya sabes de lo que hablo.

Cuando el cabello llega a esta instancia tienes dos opciones.

 

  • Esperar el milagro y que un día tu cabello amanezca reluciente
  • Hacerte un baño de keatina, para recuperar los nutrientes perdidos
Por supuesto te recomiendo la opción 2.

 

La industria de la belleza ha creado una keratina que puede aplicarse en el cabello.

Al actuar en conjunto con la natural más una fuente de calor, permite unir las puntas y reparar el cabello maltratado.

 

Según las características del pelo, existen diferentes tipos de keratina:

  • Keratina en crema: recomendada para cabellos secos, rizados, ásperos o con uso de tintes
  • Keratina líquida: es para aquellos cabellos que necesitan una solución ¡urgente! Aquellos débiles y en constante caída
  • Keratina en gel: destinada al pelo fino y graso

 

Entonces, el baño de keratina, ¿qué es?

Es un método que sirve para nutrir e hidratar el cabello.

¡No lo confundas con el alisado! ¡No, no son lo mismo!

 

El baño busca reparar tu cabello, quiere devolverle brillo, hidratación y los nutrientes perdidos.

Mientras que el alisado es eso, ¡alisado! Busca acabar con el frizz y el encrespamiento.

Y para lograrlo, usa un compuesto químico: El formol.

 

El baño de keratina lo puedes hacer las veces que tú quieras, ¡hasta 2 veces por semana!

Es excelente para darle vitalidad, brillo y más naturalidad a tu melena.

Además, permite que el pelo cercano a la raíz, sea más manejable.

 

Una duda que tiene mucha gente es ¿se puede hacer en casa el baño de keratina?

 

¿Lo puedo hacer en casa?

resultados hasta 4 meses

Esto es lo más interesante del baño de keratina.

Es tan sencillo de aplicar que, ¡puedes hacerlo en la comodidad de tu casa!

 

Solo tienes que tener en cuenta estos dos detalles:

  1.  Asegúrate que tu cabello sea apto para este tipo de tratamiento. 

Si bien el baño de keratina es recomendable para todo tipo de pelo, puede alterar el color.

Los cabellos rubios pueden aclararse y los morenos, tornarse rojizos.

 

  1. Puedes conseguirlo en cualquier local de belleza.

Pon atención de que el producto que compres no contenga formol entre sus componentes.

 

¿Y cómo lo aplicas?

Es muy sencillo y las especificidades van a cambiar según el producto que elijas.

Pero para que te hagas una idea de lo fácil que es la aplicación aquí te dejo un pantallazo de los pasos.

 

Te lo voy a explicar paso a paso para que tú misma veas lo fácil que es hacerte un baño de keratina y para que obtengas un resultado fantástico.

 

Como hacer el baño de keratina en 8 pasos

Paso 1

Lava muy bien tu cabello, para eliminar todo tipo de aceites e impurezas.

Si es necesario, lava dos veces el pelo con champú neutro.

 

Paso 2

Sécalo usando una toalla. Hazlo de manera suave, evita fregar.

E intenta eliminar la mayor cantidad de humedad posible.

Es importante que el pelo quede húmedo, pero sin rastro de agua.

 

Paso 3

En el cabello húmedo, coloca la keratina.

Hazlo de manera pareja en todo el cabello, desde la parte media del pelo hasta las puntas.

Puedes hacerlo desde raíz, pero cuidando no tocar el cuero cabelludo.

Procura esparcir el producto de manera uniforme.

 

Paso 4

Cubre tu cabello.

Puedes usar un gorro de aluminio o un gorro de baño, cualquiera de los dos estará bien.

 

Paso 5

Con el gorro puesto, aplica calor con el secador de pelo durante al menos 5 minutos.

Este tiempo será suficiente para que la keratina se fusione con la fibra capilar.

En caso de que no apliques calor, puedes dejar el gorro durante una hora.

 

Paso 6

Quita el gorro y lava el pelo con agua templada.  O sea, ni muy tibia ni muy caliente.

Mejor si la temperatura que usas es tirando a más fría.

Enjuaga bien la keratina de tu cabello. Asegúrate de quitar bien el producto.

 

Paso 7

Seca con una toalla.

Desenreda con los dedos o utilizando un cepillo o peines con dientes anchos.

 

Paso 8

Vuelve a usar el secador de pelo para que sellar bien el producto.

Este mismo procedimiento puedes hacerlo cada 2 o 3 días.

Otra forma de aplicar el baño de keratina, es durante la noche.

 

Puedes colocar el producto (si es en crema, mejor) en las puntas (o desde el medio a las puntas) y peinar el cabello.

¿Esto es todo? ¡Sí! Una vez puesto, puedes irte a dormir tranquila que el producto hará su magia.

Al día siguiente, puede hacer tu vida normal. Sin ningún tipo de inconveniente.

 

El baño de keratina, repara mágicamente el pelo del daño ocasionado por factores externos como la contaminación, el humo, el sol, así como el uso de tintes o decolorantes.

Este tratamiento hidrata profundamente el pelo, aporta brillo y sedosidad al mismo tiempo que debilita las ondas y el frizz.

¿Qué cuidados tiene?

Muy sencillo, solo debes usar champú libre de sal, de sulfatos  y parabenos.

 

Conclusiones

Realmente quedé sorprendida con el tratamiento y la vitalidad que recuperó mi cabello.

Así que, ¡lo recomiendo!

 

En sencillos pasos, mi melena luce más brillante, sedosa e hidratada.

Lo que más me sorprendió de este método, no solo fue lo sencillo de su aplicación sino que puedo hacerlo yo misma cuantas veces crea necesario.

Ya que el producto no daña mi cabello sino que, ¡todo lo contrario! Lo repara dándole una nueva imagen.

 

 Además, me impresionó lo variado de su presentación, ya que puedes conseguirlo en el mercado tanto líquido, en crema o en gel. 

En mi caso, utilicé el baño de keratina en crema. Lo apliqué dos veces a la semana durante casi tres semanas y ¡los resultados fueron magníficos!

 

A medida que aplicaba el producto podía sentir mi cabello más y más brillante.

¡Recuerda! No lo confundas con el alisado.

El baño de ketarina te ayuda a recuperar tu pelo. El alisado, lo deja liso y sin pelos electrizados.

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…