Las 5 Diferencias entre el Rebonding y el Alisado que nadie cuenta

para eliminar el frizz

Me hubiera gustado hace dos años que alguien me hubiera contestado la pregunta de cuál es la diferencia entre rebonding y alisado.

Porque ahora no estaría experimentando el tormento que estoy viviendo.

 

Todas somos esclavas de nuestro pelo.

Todas queremos un pelo saludable, sin frizz, suave como la seda, que baile con el viento y sea lacio, lacio como el de las mujeres de la Polinesia, que bailan el hula hula.

Pero la Madre Naturaleza no nos hace a todas las mujeres iguales.

En su infinita sabiduría, a mi me otorgó los genes del pelo crespo.

 

 Y cuando digo crespo, me refiero a un pelo esponjoso, rebelde, indomable, que no acepta ninguna de mis órdenes. 

Cada vez que me levantaba a la mañana, debía luchar dos horas frente al espejo para intentar darle algún tipo de forma al cabello.

Pero siempre perdía la batalla, porque mi pelo hacía lo que se le daba la gana.

¿Sabes lo que se siente cuando ni siquiera puedes dominar algo tan simple como es tu cabello?

 

Ese día, había llegado a la oficina realmente malhumorada. En la hora del almuerzo, una de mis compañeros se acercó con mucha cautela.

Es que realmente mi malhumor daba miedo, hasta parecía que salía espuma por mi boca.

 

 Cuando le conté que realmente me sentía miserable por no poder controlar mi cabello, me recomendó que me hiciera un tratamiento de rebonding. 

De más está decir, que ese mismo día, cuando salí del trabajo, corrí a un salón a hacerme el tratamiento de rebonding.

 

Con tal de tener un cabello manejable, lacio y sin frizz, era capaz de hipotecar mi casa.

No tuve que hipotecar mi casa.

Pero lo que sí hipotequé fue mi cabello.

 

Por eso, antes de que salgas corriendo a hacerte un tratamiento de rebonding o de alisado, escúchame bien.

Porque la salud de tu cabello está en juego.

Y hay caminos que no tienen retorno.

 

Por eso, hoy te contaré:

  • Qué es el rebonding y lo que nadie se anima a contar sobre el tratamiento
  • Cuándo conviene realizar un tratamiento de alisado
  • Diferencias entre rebonding y alisado

¿Quieres saber qué pasó con mi cabello después de que hice el rebonding?

Entonces te invito a que conozcas mi propia historia de terror capilar.

 

 

Qué es exactamente un tratamiento de rebonding…y lo que nadie se atreve a contarte

resultados del alisado

 Allí estaba yo, sentada en el salón de belleza como si me fueran a entregar un premio Oscar.

Pero lejos estaba de ser así, lo que recibiría sería un tratamiento de rebonding, que me dejaría un cabello lacio.

Pero un cabello lacio, totalmente frágil y debilitado.

 

 En el rebonding se utilizan dos productos químicos. Dos productos químicos muy, muy agresivos. 

 

El primero es una crema relajante, que debería llamarse destructora, y el segundo es un neutralizante.

Esa crema relajante lo que hace es penetrar hasta lo más profundo de la cutícula capilar, para destruir los enlaces naturales del cabello.

Esos enlaces, que son como pequeños eslabones de una cadena, son los que hacen que genéticamente tu cabello sea lacio o rizado.

En mi caso, la crema relajante, entró con toda su fuerza destructora a abrir esos eslabones y cambiar la estructura molecular de mi cabello.

Después de dividirme el cabello en varias secciones, y de esperar unos cuarenta minutos a que la crema relajante actuara, llegó el momento de obrar la magia.

Para eso me aplicaron vapor, con una especie de planchita. Yo a esta altura, ya estaba un poco arrepentida.

 

 Sentía algunas molestias en el cuero cabelludo, pero ya estaba metida en el baile, así que tenía que bailar. 

Después de casi una hora, ¡esto era interminable!, y cuando creí que ya estaba, enjuagaron mi cabeza.

 

Y ahora esperar que el cabello se seque. Cuando mi adrenalina estaba por explotar, me colocaron el segundo producto, el neutralizante.

Este producto es lo que hace que los enlaces, ahora cambiados,  en las cutículas se vuelvan a unir.

Otros cuarenta minutos interminables. Otra vez vuelta a enjuagar y a secar.

Y otra vez la planchita.

 

 Cuando por fin, el rebonding había terminado, después de casi cinco horas en el salón de belleza, mi cabello se veía espectacular. 

Completamente lacio, ya podía bailar el hula hula. Sin frizz y absolutamente manejable.

 

Cuando estaba por poner uno de mis mechones detrás de las orejas, un alarido salió de la boca de la estilista.

“¡Nada de poner el pelo detrás de la oreja ni usar anteojos de sol durante un mes meses! Pueden quedar marcas en el cabello”.

 

Ahí empezó mi desilusión. Salí corriendo, atándome las manos para no poner el cabello detrás de mi oreja.

Y un mes después, empezó mi desesperación.

 

Estaba perdiendo toneladas de pelo sin que casi lo notara.

Porque mi cabello estaba tan fino, que ni siquiera quedaba atrapado en los dientes del peine. Pero caía al piso descontroladamente.

Y ahí supe la verdad.

 

 El tratamiento de rebonding no es para todo tipo de cabellos. 

Solo los cabellos muy gruesos, muy sanos, que no hayan siso decolorados y teñidos por lo menos en los últimos seis meses, pueden tolerar el rebonding.

 

No importa que tanto desees tener el cabello lacio. Debes elegir el tratamiento de alisado que no dañe tu cabello, y lo deje al borde del abismo.

Porque debes saber algo más, que nadie te lo dirá claramente, aún si tienes el cabello más sano y fuerte del mundo, el rebonding, lo dañará. Los daños serán menores, pero estarán allí.

 

Y deberás ser una esclava de los tratamientos posteriores. Y gastar fortunas en mascarillas profundas de humectación para recuperar la salud del cabello.

Incluso, si los químicos se manipulan mal o se dejan por más tiempo del conveniente, pueden producir quemaduras en el cuero cabelludo. Como en mi caso.

Entonces, si quieres el cabello lacio, ¿qué tratamiento puede tener consecuencias menos perjudiciales?

 

Si pudiera volver el tiempo atrás, yo me haría el alisado.

¿Quieres saber por qué?

 

Cuando conviene realizar un tratamiento de alisado

pelo mas suave y sedoso

El alisado también utiliza determinados productos químicos, pero a diferencia del rebonding, no alteran la estructura molecular del cabello.

Por lo tanto son menos dañinos, porque actúan en la capa externa del cabello.

 

 El problema del alisado, en que en los cabellos muy crespos y ensortijados, no ofrece los mismos resultados. 

Es decir, en estos tipos de cabellos no se obtiene un efecto de pelo lacio perfecto.

 

Aunque sí disminuye el frizz, porque en definitiva, lo que se utiliza para alisar el cabello es queratina, una proteína que ya se encuentra naturalmente en el cabello.

Por lo tanto lo que hace el alisado es nutrir tu cabello y cerrar la parte externa de la cutícula para que no aparezca el frizz.

 

Además, el alisado se puede realizar perfectamente en cabellos teñidos recientemente, o en los que se aplicará color dos o tres días después de realizar el alisado.

Por otra parte, podrás poner los mechones detrás de tus orejas después de tres días apenas.

 

¿Todavía no te quedó claro?

Sigue leyendo, porque también te contaré cómo se encuentra mi cabello hoy en día.

 

Las 5 diferencias principales entre el rebonding y alisado

 

Diferencias en el proceso de aplicación

  • Rebonding: Utilización de productos químicos muy agresivos, que en caso de ser manipulados incorrectamente, pueden quemar tu cuero cabelludo y arruinar tu cabello. Produce cambios en la estructura molecular del cabello.
  • Alisado: Productos más suaves como la queratina, solo influyen en la capa externa del cabello.

 

¿Cuanto dura cada uno de los dos tratamientos?

  • Rebonding: puede durar hasta un año en el cabello. Ahora las raíces necesitarán retoques, porque en los largos los cambios son permanentes.
  • Alisado: dura entre cuatro a cinco meses, dependiendo de la frecuencia de lavado del cabello.

 

¿Que daños dejan en el cabello?

  • Rebonding: en cabellos súper resistentes y fuertes, los daños son menores.
  • Alisado: no produce daños en el cabello, porque la queratina lo nutre y lo humecta, sellando las cutículas abiertas.

 

¿Para que tipo de cabellos se recomienda cada uno de los tratamientos?

  • Rebonding: ensortijados, muy saludables y fuertes, y aún así, tomarlo con cuidado.
  • Alisado: para todo tipo de cabellos que quieran eliminar el frizz y darle un aspecto lacio al cabello. En los cabellos ensortijados, los rizos pueden extenderse hasta formar ondas suaves.

Diferencia de costos

  • Rebonding: ¡carísimo! Deberás realizarlo en un salón, y por las características del tratamiento, en el mejor que puedas encontrar.
  • Alisado: Mucho más económico, lo puedes realizar tú misma en tu casa.

 

Mi cabello dos años después del rebonding

Después de observar como perdía cabellos por toneladas durante los primeros seis meses, yo era una bola de nervios andante.

Mi cabello se sentía frágil y débil, y hasta me daba miedo apenas tocarlo.

Había perdido casi la mitad de volumen y me sentía desesperada.

 

 Dos años después de aplicarme el tratamiento de rebonding, mi cabello continúa en la categoría de dañado. 

Recorto mi cabello religiosamente, para eliminar las partes dañadas por los químicos, porque recuerda que el cambio en la estructura molecular del cabello es permanente.

 

Ese cabello tratado con esos químicos nunca más recupera su estructura natural.

Por eso, a medida que el cabello crece, las raíces se ven onduladas y el resto del cabello, lacio. En mi caso, lacio y dañado.

Aún continúo luchando por recuperar la salud de mi cabello después del rebonding.

Y gasto fortunas en mascarillas profundas, tratamientos con aceite de coco, de ricino y de argán.

 

 No soy quien para dar consejos, pero mi experiencia puede evitar que muchas chicas cometan mi mismo error. 

Si aún piensas en el rebonding, tómate tu tiempo en el salón antes de hacerlo. Pídele a la estilista que estudie detenidamente tu cabello para comprobar si es apto para el rebonding.

Después de todo, es tu cabello.

 

Ahora ya sabes, cuál es la diferencia entre el rebonding y el alisado.

Y tu ¿que tratamientos estas pensando hacer en tu cabello?

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja Tu Comentario