Mascara de banana y huevo para el cabello maltratado y puntas abiertas

para hidratar el cabello maltratado

¿Tienes el cabello maltratado y con las puntas abiertas?

No te preocupes.

Aquí te cuento como preparar una máscara de banana y huevo para que empieces a recuperar tu cabello maltratado hoy mismo.

 

No lo entiendo.

Mucha gente se gasta fortunas en productos para su cabello.

Compra una mascarilla tras otra.

Un shampoo tras otro.

Y un acondicionador tras otro, esperando que el próximo producto sea el salvador de su cabello.

Por supuesto eso nunca ocurre.

 

Su cabello en vez de estar cada vez mejor, está cada vez peor.

Con cada nuevo producto la apariencia de su cabello va empeorando hasta que se pone horrible.

Seco.

Con las puntas abiertas

Y con un frizz escandaloso.

 

Acumular productos en las estanterías de tu baño no es la solución para tu cabello.

La clave es elegir en forma consciente productos que se adapten a las características de tu cabello y luego ser constantes en el uso.

Así de simple.

Mucha gente pretende resultados inmediatos. Pretende comprar una mascarilla y al día siguiente lucir un cabello tan brillante como el de las modelos de Victoria’s Secret. Lamentablemente eso no es posible.

Además  las modelos de Victoria’s Secret viven una vida exclusivamente dedicada a su imagen. El resto de los mortales nos despertamos temprano por la mañana, trabajamos todo el día, estudiamos, atendemos a nuestros hijos y otras ocupaciones que hacen prácticamente imposible que le dediquemos a la estética tanto tiempo como nos gustaría.

Seamos sinceras ¿a quién no le gustaría tener al menos un día por semana para dedicarse a una misma?

 

Dadas todas las dificultades que nos presenta la vida actual creo que lo mejor es tener al alcance de la mano productos o recetas que dejen nuestro cabello como nos gusta pero sin perder mucho tiempo. Recetas que sean fáciles de hacer con elementos que tenemos al alcance de la mano. De eso se trata la mascarilla que quiero compartir contigo el día de hoy.

 

Mascara natural para cabello maltratado de banana y huevo

humecta el cabello

Se trata de una mascarilla de banana y huevo ideal para cabellos maltratados.

Es muy fácil de preparar por lo que no tendrás que invertir mucho tiempo en preparaciones complejas.

Es una mascarilla perfecta para usar en cabellos dañados ya sea por el uso de planchas y secadoras o por tratamientos de alisado como la keratina.

 

Hace algunas semanas mi cabello estaba hecho un verdadero desastre. Tenía el cabello tan feo que incluso evitaba mirarme en el espejo, lo cual es una tarea digna de un espía secreto porque mi casa tiene espejos por todos lados. En fin.

Mi cabello estaba horrible.

Lo más cómico del asunto es que soy muy cuidadosa con mi cabello.

 

Uso productos de lavado de buena calidad y trato de lavar mi cabello lo menos posible. Sin embargo llego un punto donde mi cabello estaba muy seco, con las puntas abiertas y mucho frizz.

Ahí fue cuando me puse a buscar ideas para intentar recuperarlo.  Si tienes el cabello maltratado tienes dos opciones.

 

Recurrir a los productos comprados como los que nos referíamos al principio, es decir los clásicos productos de marca que se venden en farmacias, supermercados o tiendas de cosméticos.

La segunda opción es hacerte tus propias mascarillas caseras usando ingredientes naturales como la banana y el huevo.

 

Estos dos ingredientes combinados van a funcionar como un shock de humectación para tu cabello. Algo parecido a los efectos del shock de keratina, pero en este caso estamos usando ingredientes 100% naturales.

 

¿Cuáles son los beneficios de la banana y el huevo para el cabello?

La banana aporta hidratación y suavidad al cabello.

El huevo tiene proteínas que ayudarán a fortalecer el cabello. Un cabello más fuerte se quebrara menos.

Ahora si pasemos a la receta

 

Como preparar la máscara en 7 simples pasos

huevo y banana

¿Que necesitamos para hacer esta mascara?

  • 2 bananas
  • 1 huevo

Elementos adicionales: un bowl, guantes, una batidora o batidora de mano.

 

Paso 1

Preparar la mascarilla es muy fácil.

Es cuestión de poner todos los ingredientes en la batidora y procesar hasta obtener una pasta homogénea y sin grumos.

en batidora o procesadora

Listo eso es todo. Ya tenemos lista la mascarilla de banana y huevo. El siguiente paso es aplicarla en el cabello.

 

Si no tienes batidora puedes procesar la banana y el huevo con un mortero. Si tampoco tienes mortero tocara ingeniárselas con elementos tradicionales que hay en cualquier cocina como puede ser una cuchara o un tenedor.

 

 CONSEJO: si quieres empezar a preparar este tipo de mascarillas caseras en forma recurrente te recomiendo que te hagas con una batidora de mano. Son económicas y muy fáciles de usar. 

 

Paso 2

con banana

Aplica la mascarilla en tu cabello. Si eres de las que no les gusta ensuciarte puedes aplicar la mascarilla usando guantes. Si no tienes problema en ensuciarte las manos entonces no son necesarios los guantes.

 

Si tienes el cabello dañado es muy probable que las zonas más dañadas sean las puntas. Presta especial atención en esa zona al momento de aplicar la mascarilla

 

Paso 3

Ata tu cabello en un moño o cola de cabello clásica.

 

Paso 4

para que no se seque la mascara

Cubre tu cabello con una bolsa de nylon o una gorra de baño. Esto lo hacemos por varias razones.

Primero para evitar que se seque la mascarilla en el cabello, lo cual puede suceder sobre todo si vives en un clima seco. Si la mascarilla se seca, luego será más difícil de enjuagar.

La segunda razón por la que cubrimos nuestro cabello es para producir un ambiente de humedad que ayudará a potenciar los efectos de la mascarilla.

 

Paso 5

Ahora es momento de dejar reposar la mascarilla en tu cabello entre 15 y 20 minutos. Lee un libro.

Mira una serie en Netflix. Discute con tus hijos para que hagan la tarea o se bañen. Etc

 

Paso 6

Una vez cumplidos los 15-20 minutos es tiempo de enjuagar la mascarilla de banana y huevo de tu

cabello.

Si puedes lava tu cabello con un shampoo sin sulfatos.

 

Paso 7

Repite el proceso una o dos veces por semana según sea necesario. Si actualmente tu cabello está muy maltratado entonces repite el proceso dos veces por semana.