¿Se puede hacer permanente y color el mismo día? ¿Cuál hacer primero?

primero permanente despues el color

Yo sé que las mujeres estamos acostumbradas a hacer mil cosas al mismo tiempo. Somos capaces de preparar una comida, al mismo tiempo que hablamos por teléfono con una amiga y ayudamos a nuestros hijos con la tarea.

Pero, en cuestiones capilares las cosas son diferentes, existen límites, límites de tiempo y espacio. Y existen tratamientos que son incompatibles.

 

Hoy a mi salón, llegó una clienta que quería teñirse el cabello, y además hacerse una permanente.

¿Estás en la misma situación que mi clienta?

 

Pues entonces, detente ya mismo. Porque no puedes teñir tu cabello y hacer la permanente el mismo día.

Estos dos procedimientos son absolutamente incompatibles para hacerlos el mismo día.

Lo que sí puedes hacer es primero hacerte la permanente y después, aplicar el tinte en tu cabello, recién a los quince días.

 

Yo sé que tal vez estás pensando: “ una de mis amigas se hizo las dos cosas al mismo tiempo”. Claro, siempre existe un roto para un descosido.

Pero, ¿te has detenido a pensar qué consecuencias tuvo esa decisión en el cabello de tu amiga?

 

 Porque seguramente lo que no sabes es que después de hacerlo, empezó a perder mucho más pelo, el frizz se volvió su compañero inseparable y sus puntas están más abiertas que los brazos del Cristo Redentor. 

Si quieres hacerte las dos cosas el mismo día, como dirían en España, para gusto, los colores. Pero, después no digas que no te lo avisé.

Tu cabello correrá un grave peligro.

¿Quieres saber por qué?

 

Sigue leyendo, porque te contaré:

  • Por qué no conviene hacer el color y la permanente el mismo día
  • Cómo preparar el cabello para hacer la permanente

 

 

Por qué no conviene hacer el color y la permanente el mismo día

rubio cenizo

¿Recuerdas que te conté que una clienta quería hacer las dos cosas al mismo tiempo?

 

Por supuesto, mi respuesta fue no.

Y no me importó que me suplicara por todos los santos, que tuviera urgencia porque tenía una fiesta y que me dijera que ella se haría responsable de cualquier consecuencia.

Cuando tengo clientas que me dicen que no le tienen miedo a nada, tiemblo. Tiemblo porque sé que son muy valientes, mientras tienen pelo en su cabeza, pero cuando ese pelo se destroza y queda hecho jirones, la valentía se les borra rápidamente.

Y la que rueda, es la cabeza de la peluquera.

 

 Con esta clienta, sufrí mucho la verdad. Porque me llevó dos horas convencerla de que primero debíamos  hacer la permanente, y que recién a las dos semanas, podíamos teñir su cabello. 

 

Le expliqué que en ambos procesos se usan químicos. Químicos muy fuertes, pensados para cambiar la estructura interna del cabello, en el caso de la permanente.

Y en el caso del tinte, los químicos barren el pigmento natural del cabello, para que otra molécula de color, le brinde el nuevo pigmento.

Cuando realizas cualquiera de estos dos procesos, el cabello en mayor o menor medida, sufre. Pierde su humedad natural.

Es por eso, que es necesario dejar que el cabello descanse durante quince días para que se recupere.

Pero existe una razón más importante aún.

 

Cuando haces la permanente, y una vez que eliminas mediante el lavado y el enjuague, los líquidos utilizados en el proceso, aún quedarán residuos de líquido de permanente y del neutralizante.

Y esos líquidos pueden intervenir con el tinte.

¿Y qué ocurrirá entonces?

 

A ver, trata de adivinar. Te doy dos opciones.

  1. El tinte no se deposita en la cutícula del cabello.
  2. El color que resulta no es el que esperabas.

 

 En realidad, las dos respuestas son correctas, porque el tinte no se llega a depositar correctamente en el cabello, por lo tanto no obtienes el color que deseas. 

Ahora,  si esperas quince días después de rizar tu cabello en forma permanente, el color se depositará sin problemas, porque a esa altura, ya habrás eliminado completamente los residuos.

 

Además, si tiñes el cabello antes de la permanente, como la solución de permanente es un reductor, neutralizador y oxidante, eliminará el color del tinte manera muy eficiente.

¿Quieres otro buen consejo?

 

En lo posible, trata de usar un tinte semipermanente, ya que al no contener amoníaco, no son tan agresivos para un cabello con permanente.

Ahora que ya sabemos que primero debes hacer la permanente, veamos cómo debes preparar el cabello para lucir unos rizos perfectos y saludables.

 

Cómo preparar el cabello para hacer una permanente

pelo teñido hace 15 dias

Una vez que convencí a mi clienta de que lo mejor era hacer primero la permanente, y el color a los quince días, comenzamos con la evaluación de su cabello.

Por suerte su cabello se encontraba en perfectas condiciones.

 

Si tu cabello está extremadamente seco, lo mejor es que hagas algún tratamiento de hidratación profunda antes de realizar la permanente.

¿Es importante el largo del cabello para hacer una permanente?

 

 Si tienes el pelo corto o cortado en capas, es posible que no obtengas el resultado que deseas, porque la permanente podría hacerte quedar como un caniche. 

Por suerte para mi clienta, su cabello no estaba cortado en capas y tenía un largo más que interesante para trabajar una permanente suave.

 

Porque eso también es muy importante a la hora de realizar una permanente, ya que existen diferentes tipos de rizos.

El rulo siempre dependerá del grosor de bigudí que uses, cuanto más pequeño, el rulo será más cerrado, del estilo como sacacorchos.

Incluso, en mi salón he realizado algunas permanentes utilizando diferentes tamaños de varillas, para darle un aspecto más natural al rizo, y las clientas han quedado súper contentas.

 

Después de dos horas de trabajo, mi clienta estaba feliz con su permanente.

Y ese fue el momento que aproveché para darle algunas recomendaciones.

 

Si no quieres que tu permanente sea una pérdida de tiempo y de dinero, respeta esto a rajatablas.

 

Si no los puedes conseguir, siempre puedes usar productos para cabellos rizados, que en su gran mayoría poseen aceites como el da argán, por ejemplo, que mantendrá tus rizos saludables.

 

Pasados los quince días, mi clienta vino al salón para que le hiciera el color. Estaba muy contenta, porque en la fiesta, había coleccionado una gran cantidad de piropos, por su nuevo aspecto. ¡Y eso que aún no había cambiado el color!

Como dicen nuestras abuelas, “la paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces”. Y en su caso, hacer primero la permanente, y a los 15 días el color, tuvo su premio.

Porque pudo lograr el aspecto que quería en su cabello, pero sin dañarlo seriamente.

 

Ahora ya lo sabes.

  • Permanente y tinte en el mismo día: NO.
  • Permanente primero y a los quince días tinte: SI.

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja Tu Comentario