¿Puedo usar la plancha y la secadora si tengo el pelo teñido? ¿El calor puede arruinar el color?

calor puede arruinar el tinte

¿Planchas tu cabello teñido con demasiada frecuencia? Humm…entonces es una buena idea que sigas leyendo.

Porque si tienes el cabello teñido, puedes usar el secador de pelo o la planchita, pero con mucho, mucho cuidado.

¿Quieres saber por qué?

 

Por varios motivos.

  • Primero porque el exceso de calor, arranca la humedad natural de tu cabello, dejándolo seco, pajoso y más propenso a las puntas abiertas.
  • Pero si además, tiñes tu cabello, tanto el secador como la planchita, abren la cutícula del cabello, facilitando que los pigmentos del tinte desaparezcan.

¿Piensas que soy una exagerada?

 

En realidad, yo también pensaba lo mismo cuando leía o escuchaba cómo las herramientas capilares que usan calor, dañan el cabello.

 Pensaba que las altas temperaturas podían estropear la salud de tu cabello, pero de ahí a arruinar el tinte, había una larga distancia. 

Sin embargo, la vida me arrojó al suelo de bruces y me dejó llorando por no tomarme las cosas en serio.

 

Hace seis meses, decidí cambiar el color de mi pelo.

Y esa necesidad de cambio, tenía que ver con que había roto con mi novio de cinco años, y necesitaba encontrarme nuevamente conmigo misma.

Cinco años en la vida de una persona es mucho tiempo. Nos separamos en buenos términos, creo que el mayor enemigo de la pareja había sido la rutina.

Y además, comprender que nosotros, los de entonces, ya no éramos los mismos. Habíamos cambiado y necesitábamos cosas diferentes.

 

Además de anotarme en un curso de coaching, para encauzarme en el plano espiritual, decidí también realizar algunos cambios en mi aspecto físico. Me anoté en un gimnasio y tomé una cita con una estilista, para cambiar mi color de cabello.

Quería verme diferente. Necesitaba verme diferente.

 

La verdad que en el salón, me sentí por unos momentos, una artista de cine. Me atendieron súper bien, la estilista me mostró varias alternativas para elegir la que más se ajustara a mi apariencia y gusto, y finalmente, la magia se produjo.

Mi cabello, antes un castaño oscuro común y corriente, ahora era dos tonos más claros y  algunos reflejos le daban un brillo y una alegría que yo nunca había visto en mi pelo.

Todos me felicitaron por el cambio de look, hasta mi ex novio, con el que sigo manteniendo una buena relación de amistad.

 

 Pero, lamentablemente, a los quince días empecé a notar como los reflejos se estaban apagando, volviéndose de un color medio anaranjado, que comenzó a asustarme. 

Y también noté que el castaño, perdía vivacidad.

 

Me acerqué al salón, donde tan bien me habían tratado, y la estilista me aseguró que nada de lo que ella había hecho estaba mal.

Me hizo tres preguntas fundamentales.

 

¿Usas shampoo especial para cabellos teñidos y sin sulfatos? Mi respuesta fue sí.

¿Hidratas tu cabello profundamente al menos una vez por semana? Mi respuesta fue sí.

¿Te planchas el cabello? Mi respuesta fue sí, cada tres días.

 

Ahí su cara fue algo así como “¡bingo!”.

Y para mí fue algo así como “maldición, ahí metí la pata”.

¿Quieres saber por qué?

 

Entonces, sigue leyendo, porque te contaré:

  • Por qué el exceso de calor puede arruinar tu pelo teñido
  • ¿Usas el secador con mucha frecuencia en tu cabello teñido? Cambia ya mismo tu rutina de secado
  • Cómo pasar la planchita en tu cabello teñido para no dañar el color

 

 

Por qué el exceso de calor puede arruinar tu pelo teñido

conviene regular el calor

Ahí estábamos mi estilista y yo llorando sobre la leche derramada. Habíamos encontrado el motivo por el que el color de mi tinte se había desvanecido y mis reflejos eran más plumas de gallina amarilla, en lugar de luces.

Había abusado del secador de pelo y de la planchita. Y el tinte me había pasado la factura.

 

Con mucha paciencia la estilista, me explicó cómo actúan las herramientas con altas temperaturas en el cabello teñido.

No es ningún secreto que el calor excesivo afecta nuestro cabello. Prueba de esto, es que la industria de productos capilares, inventó el protector solar capilar, para proteger el cabello de los efectos de los rayos solares ultravioletas.

¿Te imaginas lo que puede hacer en tu cabello el calor de una planchita?

 

 A pesar de que es increíble lo que puedes hacer en tu cabello usando una rizadora o una planchita, cuando tienes el cabello teñido, debes tomar precauciones. 

Y esto vale para todas las texturas y los colores de tinte, aunque los tonos más claros son muchos más vulnerables a las altas temperaturas.

 

La exposición del cabello a más de 160 grados, temperatura que muchos rizadores y planchitas superan fácilmente, puede hacer que el cabello de color claro adquiera un tono amarillento en tan solo 2 minutos.

Además, el uso de la planchita durante 30 minutos, puede causar cambios de color aún mucho más dramáticos.

¿Quieres saber por qué pasa esto?

 

 Porque el calor descompone algunos pigmentos depositados por el tinte en las cutículas del cabello. 

Si además, para lograr un cambio de color en tu cabello, pasaste por una decoloración, las altas temperaturas reaccionan a los fragmentos de melanina, que permanecen como residuos en el cabello después de la decoloración con peróxido de hidrógeno.

A altas temperaturas, los trozos de melanina descompuestos se agrupan, reformando el pigmento y creando un color veteado y oscuro en el cabello.

 

A esta altura, mi estilista y yo no sabíamos si abrazarnos y llorar desconsoladamente o comprarnos unos pasajes avión para visitar un templo budista y recobrar la paz interior.

Como cualquiera de esas dos opciones no nos habrían solucionado nada, decidimos dos cosas.

  • Hicimos una nueva cita para teñir nuevamente mi cabello.
  • Y lo segundo, me explicó cómo usar la planchita y el secador, para que no me volviera a pasar lo mismo.

 

Mientras espero con ansias, volver a teñir mi cabello, te cuento los secretos que me contó para preservar el color de mi cabello teñido.

 

¿Usas el secador con mucha frecuencia en tu cabello teñido? Cambia ya mismo tu rutina de secado

Parece una cosa menor, pero cómo usas la secadora, puede marcar la diferencia entre lucir un cabello teñido saludable y uno maltratado.

En principio, no uses el secador a máxima potencia y temperatura.

Y me dirás, ¿cómo sé cuál es la temperatura adecuada?

 

Simple.

 Dirige el secador a la palma de tu mano y si toleras la temperatura, esa es la más adecuada. 

Por otra parte, nunca coloques el secador a menos de veinte centímetros de tu cabello.

Cuando secas tus cabellos, ¿empiezas en las puntas?

 

Yo lo hacía, y es un error garrafal. Debes empezar secando las raíces, para finalizar en las puntas. De esta manera, lograrás alisar la cutícula capilar, protegiendo el color del tinte.

 

Y algo fundamental, no mantengas tu secador durante mucho tiempo en la misma sección de tu cabello. Te aconsejo que dividas tu cabello en secciones, y comiences a secarlas comenzando desde el cuello hasta la coronilla.

 

Por último, evita secar inmediatamente tu cabello ni bien termines de lavarlo. Siempre es conveniente, secarlo durante diez minutos con una toalla, absorbiendo el exceso de humedad.

¿Qué lograrás con eso? Disminuir el tiempo de exposición de tu cabello al calor.

 

La planchita también tiene sus secretos y pequeños trucos, para que cuando la pases en tu cabello, el color no quede arruinado.

 

Cómo pasar la planchita en tu cabello teñido para no dañar el color

evitar herramientas de calor en pelos con keratina

A medida que pasas la planchita por tu cabello, el calor entra en contacto con la cutícula y reacciona con el pigmento del tinte, cambiándolo dramáticamente.

Esto significa que los colores como el negro y el marrón se desvanecerán, los colores vibrantes pueden cambiar por completo, y los rubios pueden terminar en un amarillo pollo.

 

  • Para proteger tu cabello del calor de la planchita, lo primero que debes hacer es bajar el dial de la temperatura.

El cabello en realidad comienza a dañarse a temperaturas muy por debajo de 164 grados, pero cuando tu cabello está teñido, este debe ser tu máximo de temperatura.

 

  • También debes usar un protector térmico, que actúa como una barrera protectora, protegiendo no solo el color sino además la salud de tu cabello.

Recuerda que aquí no solo hablamos de la importancia de no dañar el color de tu cabello. Hablamos de salud. Demasiado calor provoca roturas en las fibras capilares. Y detrás de las fibras capilares rotas, se esconden el frizz y las puntas abiertas.

protector de calor para el cabello

 

  • ¿Alguna vez has planchado tu cabello sin que esté completamente seco? ¡Eso es un suicidio!

Debes esperar a que tu cabello esté absolutamente seco, porque el cabello mojado es mucho más sensible al daño por el calor.

Por otra parte, trata de pasar la planchita la menor cantidad de veces por cada mechón, y si tienes que repetir el procedimiento, aguarda hasta que está frío.

Aunque estés apurada, no dividas tu cabello en secciones muy grandes. Ten paciencia y pasa la planchita en secciones de cabellos pequeñas.

 

Ahora espero con ansias mi nueva sección de color.

Con ansias y con nuevas esperanzas. Porque ahora ya sé cómo usar la planchita y el secador para no arruinar el tinte.

¿Eras consciente de que el exceso de calor puede hacer estragos en tu cabello teñido?

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja Tu Comentario

Elige el mejor color para TU cabello con este test

Elige el mejor color para TU cabello con este test