3 Mejores Shampoos para Cuero Cabelludo Graso (baratos y efectivos)

productos y shampoos

Si estás leyendo este post, es porque en algún punto te sientes igual que me sentía yo hasta hace unos pocos meses.

Si, soy de las que han sufrido y sufren las consecuencias de tener un pelo grasoso.

Y un cuero cabelludo mucho mas grasoso aun.

 

Por eso el día de hoy te quiero contar como hice para solucionar este horrible problema de tener el cuero cabelludo graso usando un simple shampoo. Antes déjame contarte como llegue a una situación extrema con mi cabello.

 

El día que lo lavaba, lucía brillante, parejo y espléndido. Y a la mañana siguiente, ni siquiera podía mirarme al espejo.

Si pasaba dos días seguidos sin lavarme el cabello, salía a la calle y sentía que todos me miraban pensando que tenía el pelo sucio.

Perdía reuniones con amigos y amigas, porque no llegaba a tiempo a lavarme el cabello.

 

Pero lo peor, fue cuando una noche mi novio me estaba acariciando el pelo, y al retirar su mano sentía que miraba sus dedos como buscando algo.  Esa noche, pude salir del paso airosamente, pero cómo lo hice te lo cantaré más tarde.

Ahora te invito a que descubramos juntas por qué pertenecemos al universo de las bellas con pelos grasos.

 

¿Por qué tu cabello y cuero cabelludo son grasos?

sobre producción de sebo

Me convertí, sin quererlo,  en una especialista en el tema del cuero cabelludo graso y los shampoos anti grasa.

La desesperación y los mil y un intentos por vencer la grasitud del cabello, me llevaron a entender de la A hasta la Z, por qué mi cabello es graso.

 

En el cuero cabelludo se encuentran los folículos, justo debajo de la superficie de la dermis del cuero cabelludo.

Cada uno de estos folículos está emparejado con una glándula sebácea que produce el sebo o “grasa”. Ese sebo es parte de nuestro bioma dérmico, impermeabilizando la piel y previniendo la pérdida de la humedad del cabello.

También es el responsable de mantener el cabello suave y flexible.

 

 Pero lamentablemente en mi caso, y calculo que en el tuyo también, las glándulas sebáceas producen más sebo de lo necesario. Este sebo se acumula en el cuero cabelludo y esto es lo que le da ese aspecto de sucio y grasoso a al cabello .

Ahora te quiero contar todos mis intentos para acabar con mi cuero cabelludo graso.

 

En mi larga batalla para acabar con la grasitud de mi cabello, recurrí a “San Google” buscando la solución.

Fue una época de mi vida que por momentos rayaba lo grotesco, porque estaba decidida a probar cuanta fórmula mágica apareciera.

 

Siempre dicen que es bueno utilizar productos naturales. Así que en primera instancia, intenté por ese camino.

No digo que no sea bueno, simplemente mi experiencia fue desastrosa, tal vez porque no tengo paciencia para la elaboración de productos naturales.

 

Mi primera experiencia fue una mascarilla realizada en base a fresas. Ese día estaba energizada, sentía que por fin había encontrado la solución definitiva a mi problema y además, me sentía una proteccionista del medio ambiente.

Trituré las fresas, las coloqué sobre mi cabello y dejé actuar la mascarilla durante veinte minutos.

Utilicé la mascarilla tres veces por semana durante un mes.

 

En mi caso el resultado no fue el esperado, ya que no solo mi pelo siguió siendo graso, sino que además empleaba el doble de tiempo en lavarlo, debido a las semillas de las fresas que se empecinaban en no abandonar mi cabellera.

Muy bien, fresas afuera.

 

Intento entonces con la miel, limón y clara de huevo.

Decidí probar con esta mascarilla porque me recordaba las tazas de té con miel que me preparaba mi abuela cuando era pequeña.

Una vez más, manos a la obra. Mezclé una cucharada de sal, nunca entendí muy bien esto de la sal ya que no lo iba a comer, el zumo de un limón y una clara de huevo.

Bate que te bate durante quince minutos, como decía la receta. Cuando la mezcla estaba bien compacta, la coloqué con mucha esperanza en mi cabello y esperé el milagro durante treinta minutos.

 

Comencé a retirar la mascarilla con agua más vale calentita, y lo impensado sucedió, literalmente la clara se cocinó en mi cabellera.

De más está decir, que este fue mi único intento con esta mascarilla.

 

Muy bien, descarté entonces las mascarillas elaboradas en casa para controlar el cuero cabelludo graso con productos naturales. Al menos, en mi caso no resultaron.

Era hora de probar con shampoos y acondicionadores indicados especialmente para cabellos grasos.

Pero, ¿cuál? Cómo elegir el mejor.

Eso es lo que te voy a contar ahora.

 

Top 3 Shampoos para cuero cabelludo graso

Perdí horas  y horas leyendo en diferentes páginas de internet las recomendaciones de diferentes usuarios, y lo único que conseguía era sumar más confusión.

Una noche me estaba preparando para ahogar mi desesperación con una maratón de películas de Tom Cruise, dicho sea de paso, (siempre tiene un pelo impecable, ni hablar en Misión Imposible II), cuando de repente suena mi celular.

Era Laura, mi mejor amiga. Traía comida china y muchas ganas de conversar.

 

Cuando la ví, noté algo distinto. Entre bocado y bocado, intentaba averiguar qué era “eso” distinto que tenía. Hasta que no pude más y le pregunté.

Me confesó que por fin había logrado encontrar el producto ideal para su pelo graso.

 

Decidí probar las maravillas que este shampoo había logrado en el pelo graso de mi mejor amiga.

Luego de un mes, empecé a notar pequeños cambios, como por ejemplo, que mi pelo permanecía brillante, como recién lavado durante más tiempo.

También sentí menos gratitud en el cuero cabelludo.

Este es el shampoo del que te hablo.

 

Shampoo para pelo y cuero cabelludo graso Maple Holistics

remueve la grasa acumulada en el cuero cabelludo

Ver precio del Shampoo en Amazon

Lo que más me gusta de este shampoo, además de que me ayuda a controlar la grasitud de mi cabello y ya no lo tengo que lavar todos los días, es que deja un agradable aroma a limón en mi cabello, además de mantenerlo super suave. Calculo que debe ser por la jojoba incluida en su composición.

Para quienes como yo sostienen una dura batalla contra el pelo graso, realmente estos pequeños avances significaron unas ganancias enormes:  ahora mi pelo brillaba y ya no sentía como si mi cabellera estuviera sucia prácticamente todo el tiempo. 

 

Entonces, llamé a Laura y le compartí mi felicidad. Y las dos tomamos un desafío. Encontrar otros shampoos para tener como alternativa para mejorar la grasitud del cuero cabelludo.

En todos lados leía recomendaciones de que era importante rotar los shampoos. Por ejemplo usar un mes uno y al mes siguiente otro. De lo contrario, algunos cabellos se acostumbran al shampoo y deja de hacer efecto.

Por eso era muy importante tener una segunda alternativa para nuestro shampoo de cabecera.

 

 Tres meses más tarde, llegamos a la conclusión que podíamos recomendar otros dos shampoos.  

Fueron tres largos meses de prueba y error. Usábamos un shampoo por un tiempo y lo descartábamos por alguna razón. Así pasaron varios shampoos hasta que dimos con dos que lograron convencernos porque dejan nuestro cabello tan espectacular como el primero.

 

Shampoo Tru Moroccan

seguro para cabellos tratados

Ver Shampoo Anti Grasa en Amazon

Este shampoo además de reducir la grasitud de mi cabello le otorgó brillo y suavidad, y está elaborado con aceites y hierbas naturales.

Pero el preferido de mi amiga Laura es este.

 

Shampoo de Ortiga Klorane

muy bueno para combatir grasitud cuero cabelludo

Ver Shampoo Klorane en Amazon

Y es que a partir de buscar diferentes alternativas para el control de la grasitud en el cabello, mi amiga Laura se hizo fanática de la ortiga, una plantita con mala fama ya que al tocar tus hojas te producen un escozor insoportable, pero cuyo uso medicinal es apropiado para nuestro problema.

Este shampoo del laboratorio Klorane se distingue por contener en su fórmula un compuesto policlínico llamado escopelatina, que interviene para reducir las formación de grasa de las glándulas sebáceas.

 

Lo bueno de este shampoo es que es mas fácil de conseguir que los dos anteriores. Lo malo es que podría ser un poco mas costoso.

 

Conclusiones y comentarios

Ah.

Lo olvidaba.

¿Recuerdas que al principio de esta historia,  te conté sobre esa noche en que mi novio estaba acariciando mi cabello y de repente retiró su mano y la miró?

 

No soporté su mirada y le pregunté qué le pasaba.

Me miró y me dijo, casi entre susurros, que notaba algo raro en mi pelo.

A pesar de que por dentro me moría de la vergüenza, claro porque ese algo era la gratitud, me recompuse y le dije que me habían ofrecido la posibilidad de testear un nuevo producto capilar y que me pagaban por ello.

Se echó a reír y me dijo: “diles que es un asco”.

 

Por suerte esta anécdota quedó atrás. Hoy puede estar horas acariciando mi cabello mientras miramos una película en casa, sin retirar su mano.

Mi vida cambió totalmente.

Ya casi no uso el pelo atado, para disimular la grasitud.

No tengo que lavarme el pelo todos los días.

No pierdo ninguna de las reuniones “after office”, porque tengo que correr a casa a lavarme el cabello para estar presentable.

 

Atribuyo a que si alguien mi mira en la calle, no es porque mi cabello le parece sucio, sino porque me encuentra atractiva.  Y sí, debo reconocerlo, acabar con la grasitud de mi cabello, elevó mi autoestima. 

Decidí contar mi historia para brindarles ciertos atajos a aquellas personas que al igual que yo sufrían horrores por su cuero cabelludo graso.

 

Ahora, amigas mías, tienen dos opciones.

  1. Seguir sufriendo por tener el cuero cabelludo graso y seguir perdiéndose eventos para no pasar verguenza.
  2. O finalmente terminar con el problema del cuero cabelludo graso usando alguno de los shampoos que mostramos hoy aquí. La decisión queda en tus manos.

Espero que te haya sido útil.

 

Cualquier duda que tengas, ya sea sobre productos o shampoos para tu cuero cabelludo graso, no dudes en consultarme. Tengo experiencia con varios de los clásicos productos así que te puedo dar mi opinión.

 

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando…

Deja Tu Comentario