¿Es peligroso hacer la permanente en niños? ¿A partir de que edad es recomendable?

en la peluquería

¿Estás pensando en hacerle una permanente a tu hija?

¿Tu pequeña de diez años te ha pedido que quiere rizar su cabello en forma permanente porque su amiguita del alma se lo hizo?

 

Yo no soy Dios.

Ni siquiera me interesa ponerme en el lugar de juez o ama y señora de la verdad.

 Pero las cosas que veo últimamente en Instagram, me ponen los pelos de punta y despiertan todos esos sentimientos que no puedes evitar sentir. 

 

Bronca, perplejidad, lástima, enojo, tristeza, indignación  cuando observas a madres dispuestas a cualquier cosa por conseguir un like más en las redes sociales.

Lo último fue una foto de una madre que publicaba la foto de su pequeño de tres años haciéndose una permanente en un salón.

Antes que nada, déjame decirte algo.

 

Nunca debes hacer la permanente en niños menores de dieciséis años. Porque se utilizan productos químicos muy fuertes que pueden dañar no solo su cabello y cuero cabelludo.

Incluso, pueden irritar sus ojos y la piel cercana a las sienes.

 

Por lo tanto, no, no es recomendable ondular en forma permanente el cabello de tu pequeña o pequeño.

Y en este tipo de cosas, soy chapada a la antigua. Y a mucha honra.

 

  • Primero, ¿crees por un solo momento que un niño pequeño es capaz de sentarse en la peluquería durante tres horas para rizar su cabello?
  • ¿Crees que a un niño de tres o siete años le interesa si su cabello es lacio o rizado?

Yo creo que los niños a esa edad, afortunadamente quieren disfrutar de juegos en el parque o a la sumo,  en el ordenador.

 

¡Qué bueno sería si los padres ayudáramos a nuestros hijos a reencontrarse con la felicidad que produce un carrusel o remontar un barrilete!

 

 Por otra parte, si tu hija de diez o doce años quiere hacerse la permanente porque una amiguita se la hizo, es hora de que tengas una conversación. 

Que la ayudes a pensar que no porque alguien se tira desde un edificio de mil metros, ella debe hacer lo mismo. Y que para cada cosa, existe un tiempo y un lugar.

Que tendrá tiempo de experimentar con su cabello cuando sea lo suficientemente mayor. De la misma manera que descubrirá el mejor momento  para enamorarse, para casarse, para emprender su primer viaje sin tu compañía.

 

Lo que separará a tu hijo de la idea de hacerse la permanente cuando no tiene la edad adecuada, es el diálogo que establezcas con él.

Un diálogo basado en la inteligencia emocional y el conocimiento.

 

Sé que a veces puede ser complicado tratar con pequeños o preadolescentes. Dímelo a mí, que tengo dos de 10 y 15 años, y creen que saben más del mundo que yo.

Por eso, hoy te arrojaré un salvavidas, y te contaré todos aquellos argumentos que puedes utilizar para que tu hija no solo no se haga la permanente.

Lograrás que no se rice el cabello en forma permanente, y que no te odie por no permitírselo.

 

Entonces, no te muevas de ahí, porque te diré:

  • Por qué la permanente no es conveniente en menores de 16 años
  • Otras alternativas a la permanente para obtener rulos en el cabello de tu pequeño

 

 

Por qué no conviene hacer la permanente en el cabello de un niña de menos de 16 años

para el festejo de su cumpleaños

Yo no soy quién para decirte lo que debes hacer en el cabello de tu hija o hijo.

Por eso, voy a contarte en qué consiste una permanente, para que después decidas lo mejor para tu mayor tesoro.

¿De acuerdo?

 

 Básicamente, durante la permanente el cabello se enrolla alrededor de un bigudí o rulero, y se aplica una sustancia química llamada tioglicolato de amonio, tioglicolato de sodio o monotioglicolato de glicerilo. 

Estos productos, que son químicos muy fuertes, son los que rompen las uniones estructurales del cabello, que son los que hacen que el cabello sea lacio o rizado.

Cuando los químicos rompen los lazos, el cabello se reduce, literalmente, a un estado similar a la papilla.

 

Después del procesamiento, se aplica un neutralizante al cabello, reestructurando los enlaces del cabello y reformando el cabello a la forma del bigudí, creando rizos.

Parece una receta inofensiva, en la cual mezclas unos cuantos ingredientes y obtienes una masa ideal.

Pero esta mezcla contiene riesgos, riesgos para el cabello y el cuero cabelludo de tu hijo.

¿Quieres saber por qué?

 

A lo largo de los años, y a medida que tu hijo crece, es obvio que el cabello de tu hijo cambia.

El color, el grosor y la textura y los rizos pueden pasar por varios cambios, hasta que alcanza la pubertad.

 

 Casi todos los dermatólogos recomiendan no cambiar químicamente la estructura interna del cabello de un niño antes de la pubertad. 

Porque hasta ese momento,  el cabello de los niños suele ser más delgado y más frágil,  y puede dañarse fácilmente incluso con las permanentes más suaves.

 

Lo mismo ocurre con el cuero cabelludo. Es mucho más sensible y propenso a la irritación o a la reacción alérgica, que el de los adultos.

¿Por qué piensas que existen los shampoos específicamente diseñados para niños?

 

Los productos químicos de una permanente en los niños, pueden causar pérdida de cabello, picazón y, en algunos casos, quemaduras químicas en el cuero cabelludo y la piel circundante.

Además de estas cuestiones que atentan contra la salud de los niños, las permanentes pueden dejar el cabello más seco y frágil.

Y por otra parte, también necesitará utilizar productos específicos para peinar y modelar los rizos.

¡Es casi condenar a un niño a pasar horas en el baño para lograr un estilo adecuado!

 

Además, si no encuentras un profesional adecuado que procese correctamente la permanente, el cabello de tu hija puede terminar con mucho frizz.

Por último, las permanentes toman tiempo, como mínimo de dos a tres horas en cabello más corto y delgado, y más de cuatro a cinco horas para cabello más largo.

¿Podrá tu hija permanecer sentada y quieta durante todo ese tiempo?

 

  • ¿Estás dispuesta a correr el riesgo de que el cuero cabelludo de tu hija sufra quemaduras?
  • ¿Deseas pasar mucho tiempo aplicando en el cabello de tu hija productos para dar forma a los rizos después de la permanente?
  • ¿Y si se quema el cabello en el proceso y debes cortarle al menos veinte centímetros?

 

 Si has contestado a conciencia cada una de estas preguntas, ya tienes la repuesta a si es conveniente hacer una permanente en el cabello de tu hija. 

Y tienes todos los argumentos que necesitas para poder hablar del tema con tu hija, y que entienda tu decisión.

Y si no la entiende, nada dura para siempre, su enojo se esfumará rápidamente como una tormenta de mayo.

 

Ahora, a los niños siempre los puedes convencer mejor,  si les ofreces alternativas.

Algo así como, “no te puedo dejar hacer la permanente, pero podemos obtener algunos rizos divertidos de otra manera, ¿qué te parece?”

Y verás, como en minutos esa cara de enojo recuperará la sonrisa.

Otras formas de rizar el pelo de tu hija sin hacer la permanente

Por supuesto, tampoco te aconsejo que utilices un rizador en el cabello de tu hija.

Por eso, te propongo esta manera natural de rizar el cabello en las niñas sin necesidad de utiliza herramientas de calor.

 

Solo necesitarás un poco de paciencia, y tu hija también, y algunas horquillas.

  • Lava y seca con una toalla el cabello antes de que la niña se vaya a la cama.
  • Aplica en todo el cabello una crema para definir rizos.
  • Secciona el cabello horizontalmente por la mitad, separa la mitad superior y asegúrala con una horquilla.
  • Secciona el cabello restante nuevamente horizontalmente por la mitad y sepárala. Ahora debes tener dos secciones recortadas y una sección suelta.
  • Peina el cabello suelto y secciona en cuartos.
  • Toma una sección de cinco centímetros y enrolla el cabello, usando los dedos, desde las puntas hasta las raíces hasta llegar al cuero cabelludo.
  • Asegura el rizo con unas horquillas entrecruzadas. Continúa hasta que tengas cuatro, o más, bollos pequeños en la nuca de la niña.
  • Desengancha la sección central y procede a hacer lo mismo.
  • Finalmente, repite el mismo procedimiento en la sección superior.
  • Antes de que tu hija se vaya a dormir, rocía todo tu cabello con laca.
  • Por la mañana, retira las horquillas, desenrolla los pequeños bollitos y simplemente peina los rizos con los dedos.

 

Ahora ya puedes decidir qué es lo mejor para tu hija y su cabello, y además puedes jugar con ella, para que luzca unos rizos increíbles.

¡Ayúdala a transitar una infancia y una pre adolescencia sin complejos y aceptarse tal como es!

Deja Tu Comentario