3 Mejores Tratamientos de Peluquería para Pelo Dañado y con Frizz

arreglarlo en el salon

¿Estas pensando en ir al salón a hacerte un tratamiento para recuperar tu pelo dañado?

 

¡Muy bien!

Entonces quédate conmigo porque te contare cuales son los mejores tratamientos para el pelo dañado.

Lo mejor de estos tres tratamientos, es que también te ayudarán a deshacerte de uno de los peores enemigos del cabello.

El frizz.

 

Todas mis amigas acuden a mi cuando notan que su pelo no tiene vida. Aunque debo admitir que la que más sufre por ello es Marta.

Mi pobre Martita… ¡Vaya pesadilla que ha sido su cabello!

 

Puntas abiertas, frizz, seco… En fin, dañado desde la raíz hasta las puntas.

Y pues, ¿cómo no va a tenerlo así?

 

Lo único que hace es usar el secador y la plancha del pelo.

Claro está. La pobre debe trabajar en una oficina donde le exigen lucir impecable de la cabeza a los pies.

Y eso, por supuesto, incluye su pelo.

 

Siempre debe lucir de impacto.

Marta siempre luce increíble y nadie puede negarlo, pero ese no es el problema.

El problema es que, tanto calor termina pasando factura… Y justo eso, le sucedió a ella.

 

Marta no entendía por qué su pelo estaba así, ya que usaba “protectores para el calor” y muchas cremas.

Que inocente Martita.

 

 Tuve que explicarle: no importa cuantos protectores o cremas uses para proteger tu pelo de la plancha o del secador. Tarde o temprano, el daño por el calor será evidente. 

Por suerte, Marta acudió a mi a tiempo. A su amiga incondicional y, por si fuera poco… ¡Peluquera!

 

Sí, soy peluquera, por si no lo habías notado antes.

Y eso me ha enseñado de todo un poco. Sobre todo, a conseguir los tratamientos perfectos según qué tan dañado se encuentre el pelo.

Y eso es justo de lo que quiero hablarte hoy.

 

Quiero que conozcas cuáles son los mejores tratamientos de peluquería para el pelo dañado y con frizz.

Por ejemplo, en el caso de mi amiga Marta fue la keratina.

La keratina le vino de maravilla a su pelo, pero puede que el tuyo necesite uno diferente.

Entonces, dejemos de perder el tiempo y vamos a conocer de una buena vez esos tratamientos. Ya es hora de que tu cabello luzca sano y radiante.

 

 

De mis aliados favoritos: la keratina

resultados después de la aplicación

Ya que estamos con esto de la keratina y de Marta, quiero explicarte de qué va todo esto y por qué decidí usarla con mi amiga.

 

 Lo primero que tienes que saber es que, la keratina no es milagrosa. 

Muchísimas clientas llegan a la peluquería pensando que la keratina es la solución a todos sus problemas… Nada más alejado de la realidad.

 

La keratina no es más que un tratamiento cargado de proteínas, tanto animales como vegetales.

No sirve para que tu pelo luzca sano de la noche a la mañana.

Ni tampoco para alisarlo por completo.

Si tu peluquera te dice eso, ¡huye!

Te está mintiendo.

 

 A partir de ahora, debes aprender que, no es lo mismo un tratamiento con keratina, que un alisado a base de keratina. 

El alisado contiene formol, que es el compuesto químico que alisa tu pelo.

En los alisados, la keratina actúa para contrarrestar los daños que ocasiona el formol y los demás químicos.

Ahora bien, enfoquémonos en los tratamientos de keratina.

 

A diferencia de los alisados, los tratamientos de keratina no contienen formol.

Esa es la razón por la cual decidí aplicarlo sobre el pelo de mi amiga Marta.

Si su cabello ya estaba dañado, un alisado podría dejarla calva.

Y no, no estoy exagerando.

 

Este tipo de tratamientos son ideales para reestructurar la keratina natural del cuero cabelludo y para mejorar su consistencia.

Cuando el cabello pierde su consistencia, se encrespa.

Y, si se encrespa, usamos más la plancha y el secador.

A mí no me engañas, porque yo también lo he hecho. Y eso que soy experta en esto.

 

Entonces y volviendo al tema, si notas que tu pelo está dañado, seco y con frizz, la keratina es para ti.

Después de todo, los tratamientos con keratina son realmente buenos para hidratar, eliminar el frizz y devolverle la vida a tu pelo.

 

Otro de mis aliados: el brillo de seda

tratamiento anti frizz

Y es que, cómo no serlo, si desde su lanzamiento no ha hecho más que causar sensación.

El brillo de seda también está hecho a partir de keratina.

Lo sé… Hay keratina por todas partes.

 

 La diferencia entre el brillo de seda y un tratamiento común de keratina es que, el brillo de seda tiene colágeno. 

El colágeno, querida amiga, tiene un sinfín de beneficios.

Y yo que tú, no los desaprovecharía.

 

Es ideal para reconstruir e hidratar tu pelo, devolviéndole la vida y su brillo natural.

Además, el brillo de seda contiene vitamina E, glicerina y proteínas de la seda.

Estas proteínas actúan directamente sobre las hebras de tu pelo para protegerlo y fortalecerlo.

Suena bien, ¿o me equivoco?

 

Pues, te cuento que este tratamiento es el que uso para mi pelo.

En mi caso, debido a los tintes, el sol y el calor de la plancha, mi fibra capilar comenzó a dañarse.

Yo pude notarlo por el frizz, porque se me enredaba muchísimo y porque no tenía nada de brillo.

Entonces, si sientes que tu pelo cumple con esas características, no hay más que hablar.

El brillo de seda es para ti.

¿Por qué digo esto?

 

Porque, como lo mencioné un poco más arriba, este tratamiento hidrata profundamente las hebras de tu pelo, modificando su estructura y revitalizándolas.

Además, se crea una capa de seda que impide que la humedad penetre tu pelo.

En otras palabras… Podrás olvidarte del frizz.

 

 El brillo de seda, por si fuera poco, puede ser aplicado en cabelleras lacias, rizadas, teñidas, etc. Siempre y cuando le des el cuidado que se merece. 

Si bien es cierto que el tratamiento puede ayudarte, tú también deberás ocuparte de los cuidados posteriores.

 

Y para ello, deberás asegurarte de usar un champú libre de sulfatos.

Incluso, de ser posible, compra uno específico para cabellos con brillo de seda o keratina.

Estos productos ayudarán a mantener el tratamiento por más tiempo.

 

La verdad es que a mí me ha venido de maravilla y a muchas de mis clientas también.

Y es que, por algo dicen que está por superar a la keratina y al botox capilar.

¡¿Botox qué?!

 

Si, ya lo sé. Yo también me quedé así la primera vez que lo escuché.

Pero no te preocupes, porque en el siguiente apartado te lo cuento todo con lujo de detalles.

 

¡El famoso botox capilar!

No te asustes.

Aunque lleve la palabra “botox” no tiene nada que ver con el que se usa para eliminar arrugas o paralizar músculos.

El botox capilar se llama así por una única razón: marketing.

Pero eso no nos interesa. Entremos en materia de una vez.

 

 Este tratamiento, al parecer, es completamente natural. No contiene formol, ni tampoco químicos que perjudiquen tu pelo. 

Está hecho de vitaminas, ácido hialurónico, keratina y mucho, pero mucho colágeno.

Y ya sabes que el colágeno le sienta de maravilla a la piel y a las uñas, pero más aún al pelo.

De hecho, se ha hecho famoso por sanar e hidratar desde lo más profundo, hacia las puntas.

Y eso, precisamente, es lo que ayuda a que tu pelo crezca fuerte y saludable.

 

Entonces, supongamos que tu cabellera se ve deshidratada y sin brillo.

O peor aún, que tienes muchísimo frizz.

Pues, querida lectora, el botox capilar se convertirá en tu nuevo mejor amigo.

 

 Gracias a sus compontes, lograrás eliminar el frizz y la resequedad por 3 meses aproximadamente. 

Mientras que, al mismo tiempo, lo estarás hidratando desde adentro.

Esto hará que, durante esos 3 meses, te crezca en mejores condiciones y deje de quebrarse.

 

Tu pelo después del botox será otro, eso te lo aseguro.

Al igual que con la keratina y el brillo de seda, este tratamiento sirve para cualquier tipo de pelo.

 

Lo importante es que tengas en claro que, no es un tratamiento alisador.

El botox capilar, siempre que sea bien aplicado, sirve para reparar e hidratar.

Y para ello, debes acudir a un salón profesional.

 

Créeme, no querrás correr el riesgo de que te apliquen un producto falso.

Y vaya que existen muchísimos.

Si te aplican el producto incorrecto, los químicos podrían terminar de dañar tu pelo… ¡Para siempre!

 

Recuerda que, cuando se trata de tu pelo, no debes escatimar.

Tal y como mi amiga Marta, si escoges el tratamiento correcto, verás como en poco tiempo tu pelo luce mucho más sano y radiante. ¡Manos a la obra!

 

 

 

Deja Tu Comentario