Cómo reparar el pelo dañado por alisado con planchita (el primer paso es clave)

  • Para reparar un cabello dañado por el abuso de la planchita, como primera medida, deberás recortar todas las partes dañadas, por lo menos, tres centímetros.
  • También deberás dejar de usar la planchita, en principio, durante algunos meses.
  • Y en ese tiempo, es importante que nutras tu cabello, con mascarillas de hidratación intensiva, al menos dos veces cada quince días, y apliques serum en las puntas, para evitar el quiebre.

 

calor daña el cabello

 

La planchita de pelo es una herramienta tan poderosa como adictiva.

Si, adictiva, tal y como lo lees. ¿Sabes por qué es adictiva?

 

Porque, aunque no te des cuenta, esa herramienta, que parece no tener vida, va tejiendo una telaraña invisible, en la que finalmente, quedas atrapada.

 Al principio, comienzas a usarla una vez por semana. Con mucho cuidado y paciencia, y cuando terminas de plancharte el cabello, caminas tiesa como palo de escoba, para que tu alisado dure más. 

 

Después de un tiempo, te sientes más segura al utilizar la planchita, y como tu pelo parece estar tan saludable como siempre, comienzas a alisarlo con más frecuencia.

Entonces, de alisarlo una vez por semana, pasas a hacerlo, tres veces por semana. ¡Es que no soportas verte con el pelo desprolijo en el trabajo!

 

Y por último, le pierdes completamente el respeto a la planchita.

Cada mañana al despertarte, no dudas en alisarte el cabello.  Y es que a esta altura, no puedes entender la vida si no sales en todas las fotos de tu Instagram, con tu cabello prolijamente planchado. 

 

Y entonces, un día, mientras te desenredas el cabello, observas con espanto, como decenas de cabellos quedan atrapados en el cepillo, mientras que otros tanto, bailan a tus pies, sobre el piso del baño.

Además, notas tus puntas abiertas, y de ese brillo que antes caracterizaba a tu cabello, no queda ni rastro.

 

Tu corazón parece detenerse, el pulso se acelera, necesitas ayuda, ya y en este mismo momento. Y entonces, algo, parece mirarte desde el vanitory, y ese algo es la planchita.

Sí, ella es la culpable. Pero, ¿es realmente la culpable? ¿O tu ansiedad por el pelo lacio tendrá algo que ver con el daño en tu cabello?

 

Las herramientas, las de cualquier tipo, no son buenas ni malas. Lo que está siempre en juego es el buen uso de ellas.

Usar la plancha de pelo, tomando todos los recaudos necesarios y sin abusar,  no es tan grave y nunca dejará tu cabello al borde del desastre.

 Pero, si la utilizas todos los benditos días, tarde o temprano tu pelo terminará seriamente dañado. 

 

Tal vez tienes suerte, y si tienes el pelo grueso, resistirá más tiempo hasta mostrar los primeros signos de daño.

Pero si tu cabello es fino, no resistirá, y en poco tiempo, habrás pasado de un cabello saludable a un cabello arruinado.

 

No importa con cuanto empeño busques soluciones mágicas o recetas caseras en Google, que te ayuden a recuperar tu cabello del daño provocado por la planchita.

Y no importa, porque no existen los productos milagrosos para reparar el cabello.

 Para recuperar la salud perdida de tu cabello debido al alisado, deberás tener paciencia y constancia. 

Y un plan maestro, como el que te detallaré a continuación.

 

Deja de golpearte el pecho haciendo mea culpa o de mirar a tu planchita como si fuera tu peor enemigo, porque hoy te contaré:

  • Cómo recuperar el cabello del dañado causado por el uso de la planchita
  • Cómo alisar el cabello sin utilizar la planchita

 

Cómo recuperar el cabello del dañado causado por el uso de la planchita

pocos cms

Antes de contarte el plan maestro, dime la verdad, ¿hasta dónde estás dispuesta a llegar para recuperar la salud de tu cabello? ¿Estás dispuesta a todo?

 

  • Entonces, lo primero que tendrás que hacer es cortar tu cabello. ¡Esperar, no te vayas todavía!

Dijiste que estabas dispuesta a todo.

 

Y eso incluye, cortar tu cabello tres centímetros como mínimo.

Esto hará que tu cabello se recupere mucho más rápido, y además, el cabello nuevo crecerá con más fuerza.

¿Quieres otra opción?

 

  • Recuperar la salud del cabello dañado por la planchita, puede ser una buena excusa para cambiar de look.

¿Qué te parece si mantienes el largo, eliminando el cabello en malas condiciones, y recortar un poco de largo, haciendo capas?

en una peluquería

El corte a capas te brinda la posibilidad de eliminar el cabello dañado, sin que debas sacrificar demasiado el largo.

 

  •  El segundo paso del plan maestro es dejar de usar las herramientas de calor. 

Ante tu cara de espanto y de pocos amigos, te recuerdo que esto se trata de un plan de salvación para tu cabello, que exige de tu parte el 100 %.

Si no estás dispuesta a dar tu cien por cien, sigue buscando recetas mágicas en internet.

 

Porque de nada servirá que cumplas una rutina de recuperación capilar, si sigues usando el secador y la planchita.

Voy a mostrar un poco de piedad. Si tienes un evento, ¡ojo que dije uno!, y quieres concurrir con el pelo alisado, asegúrate de usar protectores térmicos de buena calidad, y al día siguiente, aplica un tratamiento de nutrición profunda en tu cabello.

Y hablando de nutrición, desde este momento, debes declarar solemnemente a las mascarillas y los baños de crema, como tus mejores aliados.

 

Como hidratar tu cabello dañado por alisado

para las puntas dañadas

Cuanto más dañado esté tu cabello, con más frecuencia deberás utilizarlos. Si está muy dañado, hazlo día por medio.

Si el daño no es excesivo, puedes aplicarlos una vez por semana en tu cabello.

 

 Recuerda que no debes aplicar las mascarillas en el cuero cabelludo ni en las raíces, ya que estos sectores cuentan con un sebo natural que los acondiciona. 

Y algo fundamental, presta atención a las puntas, porque ellas son las que se llevan la peor parte del abuso del alisado. Y como se llevan la peor parte, necesitan más hidratación.

 

  • Usa serum para puntas, para sellarlas y evitar las puntas abiertas, cepillando el cabello después de aplicarlo, para distribuir el producto en medios y puntas.

 

  • También te recomiendo que evites lavar tu cabello con agua caliente, siempre debes usar una temperatura templada a fría, ya que la temperatura alta del agua, no permite que las cutículas se sellen, por lo tanto, pierden hidratación.

esperar por lo menos 72 horas

  • Y ya que hablamos de lavado del cabello, utiliza shampoos y acondicionadores específicos para cabellos dañados, y en la medida de lo posible, lava tu cabello cada dos o tres días.

 

 

Sé que he sido un poco dura con el plan maestro, pero créeme, vale la pena para recuperar tu cabello del daño provocado por el alisado frecuente.

Pero, para dejar constancia que soy dura, pero no malvada, a continuación te contaré cómo alisar tu cabello sin utilizar la planchita. ¿No me crees? Sigue leyendo.

 

Cómo alisar el cabello sin utilizar la planchita mientras se recupera del daño

Mucho antes de que se inventaran las planchitas, nuestras abuelas también alisaban sus cabellos, solo que lo hacían sin plancha ni secadora.

Después de todo, fanáticas y adictas al pelo lacio existieron en todos los tiempos.

 

Para lograrlo, deberás envolver tu cabello, sí, así como lo lees, y necesitarás algunas horquillas largas y un pañuelo o turbante de seda.

  • Separa las secciones superiores de tu cabello, y con un peine de dientes finos, peina toda la longitud de tu cabello.
  • Mantén tu cabello completamente tenso, sin tironear con fuerza, y lleve una sección de tu cabello hacia el lado opuesto de tu cabeza desde donde cae naturalmente y fíjalo firmemente a ese lado de la cabeza con las horquillas.
  • Repite esta acción para cada sección de tu cabello.
  • Finalmente, envuélvelo con el turbante o el pañuelo de seda, y déjalo toda la noche.

 

A la mañana siguiente, con mucho cuidado, suelta tu cabello y péinalo. Tal vez no quede completamente lacio, como si hubieras utilizado una planchita, pero no habrás dañado tu cabello en lo más mínimo.

 

Conclusiones

El abuso de la planchita, puede traer consecuencias nefastas para el cabello. La única manera de recuperarlo del daño, es dejar de usar las herramientas de calor, recortar por lo menos tres centímetros del largo, y realizar tratamientos de nutrición intensiva en forma periódica.

Y ahora cuéntame, ¿todavía estás dispuesta a dar tu 100% para recuperar tu cabello del daño ocasionado por la planchita?

Deja Tu Comentario