Como hacer un diágnostico capilar antes de teñir o decolorar tu cabello

antes de aplicar tinte

  • Un diagnóstico capilar te dirá si un cambio de color rotundo o un proceso químico como la decoloración, es seguro de acuerdo a la historia y condición de tu cabello.
  • Si el diagnóstico capilar es positivo, podrás realizar el cambio que desees sin riesgos para tu cabello.
  • Si el diagnóstico es negativo, te permitirá preparar tu cabello para teñirlo o decolorarlo, y así realizar el cambio que deseas.

 

¿Estás por hacer un cambio rotundo y drástico de color en tu cabello?

¿Deseas realizar un servicio de permanente o alisado definitivo, o incluso una decoloración?

 

 Entonces, deberías realizarte un diagnóstico capilar. 

¿Quieres que te cuente un secreto?

 

La mayoría de mis clientas no siquiera se enteran cuando yo les hago un diagnóstico capilar. ¿Sabes por qué?

Porque cuando les pregunto cosas acerca de la historia de su cabello, piensan que es una conversación para romper el hielo. Pero nada más lejos de la realidad.

 Porque antes de tocarles un pelo, o agarrar la tijera, lo que hago es concentrarme en el cabello que tengo delante. El cabello habla mucho, aunque no tenga boca. Y para cualquier estilista, su voz es clara y contundente. 

 

Sin embargo, siempre hay que recurrir a las fuentes. ¿Quién es en este caso la mejor fuente? La clienta. Porque ella podrá decirme de primera mano, cómo cuida su cabello, qué productos capilares utiliza, si lo nutre semanalmente o mensualmente.

Y lo que es fundamental, qué cambio quiere lograr en su cabello una vez que traspasó la puerta de la peluquería.

 

Por eso, hoy te abro las puertas de mi hogar, es decir, de mi salón de belleza y te invito a que tomes asiento, porque te guiaré para que sepas cómo es un diagnóstico capilar.

¿Dispuesta a descubrir la historia de tu cabello?

 

Cómo se hace un diagnóstico capilar en el salón

analizando el estado del cabello

Ahora que estás sentada en la silla, comenzaremos con la primera etapa. Yo la llamo “Expectativas del cliente”.

 

  • Expectativas del cliente

Lo primero que haré, será preguntarte cómo te gustaría tener tu cabello.

Es importante que te sueltes, que no dejes nada librado al azar.  Si te gusta como luce el cabello tu actriz favorita y quieres imitarla, es importante que lo digas. 

Porque de esa manera, sabré qué posibilidades reales existen, de cumplir con tus deseos.

 

Mientras tú hablas, yo te escucharé atentamente, y también observaré tu cabello. Porque en esta etapa soy como una aprendiz de Sherlock Holmes, y no se me escapa ningún detalle.

Ahora que tengo todos los datos, pasaremos a la segunda etapa.

 

  • Historia de tu cabello

Y no estará escrita en ningún libro. Aquí lo que nos importa es el pasado de tu cabello, definir si te has teñido anteriormente, qué técnica de coloración utilizaste, si has efectuado algún tratamiento tipo alisado, shock de keratina o botox.

 

  •  Este es el punto de mayor importancia, ya que es la clave para que un trabajo de color sea seguro o no lo sea. 

Porque si el cabello está saturado de productos químicos, lo ideal sería no seguir procesando ese cabello y tratar de recuperarlo con tratamientos de nutrición, y dejar para más adelante los servicios de coloración.

 

  • También analizaremos la textura de tu cabello, es decir, si es fino, medio o grueso, porque eso determinará cuáles son los mejores productos para trabajar en él.

 

  • Y por último, pero no menos importante, estudiaremos tu cuero cabelludo, porque es importante determinar si es normal, graso o seco. También sabremos si es sensible, para evitar utilizar productos fuertes en él o que puedan causar irritación.

Por ejemplo, si tienes un cuero cabelludo sensible, y a menudo sufres irritación, ardor, picazón, tirantez o incluso enrojecimiento, tendrás que evitar las decoloraciones totales o de cuero cabelludo, ya que sensibilizarán aún más la piel.

 

  • Llegó el momento de la acción

antes de aplicar tintes o decolorar

Una vez que determinamos las condiciones de tu cabello, deberemos pasar a la acción.

 Si el análisis que hicimos dio como resultado que tu cabello está seco, muy seco, debilitado, quebradizo, opaco, indisciplinado y con frizz, realizaremos todas las acciones necesarias para recuperarlo, antes de proceder a la coloración. 

 ¿Puedes imaginar el desastre que ocurriría si decoloraras tu cabello, cuando se encuentra quebradizo y débil?

 

Acabarías con un cabello completamente quemado.

Así que en este caso, aunque te pese y te parezca que soy una exagerada, no procederé a decolorarte el cabello. Pero lo que sí haré es ayudarte a recuperar su salud, diseñando un plan de rescate, que comenzará en el salón y continuarás en tu casa.

 

Y ahora pasamos al visagismo. ¿Visa..qué? ¡Visagismo! Y ya te explico qué es.

 

  • Visagismo

Esta es la parte más personal, y más interesante, del diagnóstico capilar. Porque es donde las estilistas, combinamos los deseos de nuestras clientas con las opciones que mejor se adapten, tanto a sus deseos como a la realidad de su cabello y rostro.

El visagismo, es el estudio de las formas y proporciones del rostro en todos los aspectos. Y el cabello es el marco de tu rostro.

 

 Por eso, este último paso nos ayudará a encontrar qué tono es el más adecuado para que tu rostro mantenga la armonía, equilibrio y personalidad del look que estás buscando. 

Gracias a esto, como estilista puedo encontrar un estilo único para cada una de mis clientas, teniendo en cuenta a cada una de ellas como un todo, y no solamente un cabello.

Por eso, también tengo en cuenta las proporciones del rostro, el volumen, la altura del cuerpo, la contextura física y el tono de piel.

 

Estos son los pasos para realizar un diagnóstico capilar, que es vital antes de realizar una coloración o una decoloración.

Sin embargo, soy de las que piensan que siempre es mejor prevenir, que curar. Así que si tienes pensado realizar un cambio muy extremo de color o una decoloración, también puedes tomar el toro por las astas. Y ya te cuento cómo hacerlo.

 

Cómo cuidar el cabello antes de una coloración o decoloración

tratamiento de alisado sin calor

Si bien el diagnóstico capilar es una herramienta muy eficaz para los estilistas antes de cualquier trabajo de coloración, existen algunas cosas que puedes hacer por tu cuenta, para mejorar la salud de tu cabello.

 

  • No abusar de las herramientas de calor

El uso de herramientas de peinado diario como planchas, secadores o rizadores, puede generar un daño progresivo si abusamos de ellas.

 Es muy importante no usar todos los días herramientas térmicas. 

¿Tu cabello tiene mucho frizz o lo sientes muy poroso y por eso lo planchas todos los días?

 

En ese caso, te recomiendo que uses un protector térmico antes de usar de la planchita o el rizador, y en la medida de lo posible, que soporte hasta 230 grados de temperatura.

Y si utilizas el secador, elige siempre aire tibio, aunque lo uses a la máxima potencia, ya que lo que importa es evitar el aire caliente.

 

  • Nútrelo semanalmente

Yo tengo especial devoción por mi planta de jazmín del cabo. En verano la protejo del sol más fuerte, y en invierno, la nutro, con abonos especiales que contengan hierro.

Con el cabello pasa lo mismo. Debes nutrirlo, porque los elementos como el sol, el viento y el agua clorada, le restan los nutrientes.

Hoy las mascarillas de hidratación intensiva son muy económicas. Así que, úsalas, una vez por semana será más que suficiente.

 

Conclusiones

A la hora de realizar un cambio de color o una decoloración, es muy importante que realices un diagnóstico capilar.

Porque es lo que determinará si tu cabello podrás resistir el proceso químico sin daños, para lucir ese color que tanto anhelas.

 

Por otro lado, recuerda que siempre es necesario proteger al cabello del uso abusivo de las herramientas de calor y nutrirlo, para mantenerlo hidratado y libre de puntas abiertas.

Y ahora cuéntame, ¿te ha gustado la visita a mi salón?

Deja Tu Comentario

Elige el mejor color para TU cabello con este test

Elige el mejor color para TU cabello con este test