¿Se puede recoger o atar el cabello después de la keratina?

cola de caballo después del alisado

  • Después de hacerte un tratamiento de keratina puedes recoger o atar tu cabello sin ningún problema.
  • En el caso de que te hayas hecho un tratamiento de alisado, la cosa cambia bastante. En ese caso no debes recoger tu cabello al menos durante 48 hs.

 

Por ejemplo, Alicia vino al salón a hacerse un tratamiento de keratina, porque simplemente quería nutrir su cabello, ya que estaba bastante deshidratado. Entonces, si ella quería, podía recoger su cabello después de abandonar el salón.

 

Pero, Luciana acudió a mi peluquería porque quería alisar su cabello. Entonces, le prohibí terminantemente, que se atara el cabello. Ni siquiera podía colocarse una hebilla.

Porque si lo hacía, su cabello perfectamente lacio quedaría con unas marcas imposibles de revertir.

 

 Como puedes ver, el tipo de tratamiento que hayas aplicado determinará si puedes recogerlo o no,  y en qué momento. 

Hoy en día, los dos tratamientos más populares son la keratina y el alisado.

  • Si te has hecho la keratina, entonces puedes recoger tu cabello, atarlo en una cola de caballo, etc.
  • Ahora si te has hecho un alisado, te tocara esperar al menos dos días, porque de lo contrario podrías arruinar el tratamiento y tu pelo.

¿Quieres saber más?

 

Entonces, quédate conmigo, porque te contaré:

  • En qué consiste un tratamiento de nutrición de keratina y porque puedes recoger tu cabello luego de la aplicación
  • Por qué no debes recoger tu cabello si te haces un tratamiento de alisado
  • Otras cosas a tener en cuenta después de aplicar keratina en tu cabello

 

 

Por qué puedes atar tu cabello si te haces un tratamiento de keratina

Si lo único que quieres es nutrir y fortalecer tu cabello con la keratina, como era el caso de Alicia, podrás atar tu cabello sin ningún tipo de problema.

Porque al ser un tratamiento de nutrición, la estructura capilar de tu cabello no cambiará, pero sí mejorará su salud.

Tu cabello estará más fuerte y brillante y se recuperará del daño causado por cualquier factor externo ya sea tinte, decoloración o planchita.

 

  • Este tipo de tratamiento con keratina tiene un solo objetivo: nutrir y reparar el cabello.

Porque inyectan en el cabello nuevas proteínas que se fueron perdiendo debido a los factores cotidianos, como el uso de herramientas de peinado con calor, los rayos ultravioletas del sol e incluso la polución.

 

  • Hay muchos tipos de tratamientos de keratina, que vienen en diferentes formatos: mascarillas, aceites,  keratina líquida, shock de keratina y ampollas reparadoras, entre otros.

Y todos ellos, tienen algo en común: puedes recoger tu cabello después de aplicarlos.

¿Por qué?

 

  • Es muy simple, ese tipo de tratamientos funcionan en la parte más externa del cabello, reparando las fibras, hidratando las puntas abiertas y fortaleciéndolo, para que esté más resistente al quiebre.

¿Utilizas la planchita a diario? ¿Tiñes tu cabello periódicamente?

 

  • Entones, no lo pienses más, el tratamiento con keratina es para tí, porque observarás como el aspecto de tus puntas cambia completamente, y podrás peinar tu cabello como más te guste.

Porque si recoges tu cabello, no perderás la nutrición de la keratina, ni tendrás que volver a aplicar el tratamiento. Es como cuando aplicas crema en tu piel, que después de absorberse y cuando te pones la ropa, tu piel seguirá hidratada.

 

Así que tranquila, puedes hacerte una linda cola de caballo o media cola para lucir sofisticada, utilizar hebillas para tu flequillo o incluso hacerte un gran peinado recogido con tiaras o moños.

 

Entonces, ¿por qué después de aplicar algunos tratamientos de alisado no debes recoger tu cabello por nada del mundo?

Porque esos tratamientos contienen en su fórmula, además de proteína, llevan otros químicos, que modifican la estructura interna del cabello.

¿Quieres saber más?

 

Entonces sigue leyendo.

 

Por qué no puedes atar tu cabello después de un tratamiento de alisado

El tratamiento de alisado cambia la estructura capilar, modificando el patrón del cabello.

Donde antes había un rizo, ahora existirá una fibra capilar lisa.

 

Por eso no debes recoger tu cabello, ni lavarlo o aplicar tinte, y mucho menos, decolorarlo.

 

  • Es más, ni siquiera puedes colocar tu cabello por detrás de las orejas, una costumbre que a las mujeres nos cuesta mucho no hacer.
 Si haces cualquiera de estas cosas, es muy probable que debas ir al salón a hacerte el alisado nuevamente, ya que dañará el tratamiento por completo. 

 

  • El alisado es un cambio estructural de la fibra capilar, pasamos de un cabello rizado y/o con frizz, a un cabello totalmente lacio.

Esto se produce por un químico llamado formol que produce un efecto de estiramiento sobre la fibra capilar.

 

El alisado se hace con calor, esto significa que lavarán tu cabello, aplicarán el producto y te plancharán el cabello, para sellar el producto tanto en la parte interna como externa del cabello.

Por eso, el cabello quedará perfectamente lacio por cuatro meses aproximadamente.

 

 En mi salón, por ejemplo, recomiendo a mis clientas que si al día siguiente ven alguna onda en su cabello, le pasen la planchita para evitar que el alisado quede así. 

Por eso, es tan importante no recoger el cabello durante las primeras 48 horas.

 

Ahora, ya sea que te hayas hecho un tratamiento de nutrición o de alisado, ambos tienen algunas cosas en común, que son los cuidados posteriores.

 

Cómo cuidar el cabello después de aplicar la keratina

No importa si te hayas alisado el cabello o le hayas hecho un shock de keratina.

Porque en ambos casos, habrás invertido tiempo y dinero. Por eso, es muy importante que cuides tu cabello, para prolongar los efectos de cualquiera de estos dos tratamientos.

 

  • Para empezar, puedes olvidarte de utilizar cualquier tipo de shampoo.

Lo mejor es que incorpores a tu rutina, un shampoo sin sulfatos, ya que de esta manera, evitarás que la keratina sea arrastrada por este tipo de detergentes.

 

¡Despídete de estos materiales! Lo mejor es que cada noche, apoyes tu cabeza y tu pelo en sábanas de seda, ya que evitan la fricción en el cabello, y lo que significará un tratamiento  de queratina de mayor duración.

 

  • Seca tu cabello después del lavado, pero evita usar productos de peinado en el cabello.

El peso de la proteína mantendrá tu cabello perfecto sin necesidad de otros productos.

 

Ahora ya conoces la diferencia entre los distintos tratamientos y cuando puedes o no recoger tu cabello.

¿Te has hecho alguna vez un tratamiento de keratina?

Deja Tu Comentario